No te Conformes

a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.
Romanos 12:2
Rubia mirando al ciudad

Acerca de

Hola mi nombre es Albert soy un cristiano evangelico chileno, actualmente viviendo en Massachussets, USA. Felizmente casado con Rachel y comprometido en servir en la obra del Señor.

Durante mi vida cristiana he pasado por diferentes denominaciones, entendimientos teológicos y he compartido con cristianos de diferentes iglesias, visiones teológicas, nacionalidades. etc. Dentro de todo hermoso mundo de la hermandad cristiana, mi visión de la escritura se ha ampliado, de modo tal de que entiendo que la palabra de nuestro Señor no solo es para una relación personal con Dios, sino que esta nos entrega una visión holística de la sociedad. Siendo cada texto de la Biblia importante y autoritativa para hoy.

Lo que quiero compartir en este sitio web es acerca del evangelio del Reino de Dios, como este es más amplio que solo referirnos a la doctrina de la justificación. Como hoy en día el evangelio ha sido comprimido al punto de que la centralidad de este (Jesús y su obra) se ha convertido en todo el evangelio. El mandato de enseñar el evangelio a todas las naciones y que lo obedezcan, incluye mucho más que solo la doctrina de la justificación por fe sola. También incluye la esfera de la familia, del gobierno civil, la visión de la ciencia, la política, etc. No hay ninguna área del conocimiento humano y/o de la acción humana donde Dios y su evangelio no sea el Rey y estándar. Si eliminas el estándar bíblico, el estándar será el de la religión humanista centrada en el hombre, cualquiera sea.

Fe

Reconocemos como “superior autoridad a la Voluntad de Dios, expresada en las Santas Escrituras, siendo todas estas inspiradas por Dios. Además, reconocemos como autoritativo en cuestiones de Fe, pero subordinados a las Santas Escrituras, los tres Credos Históricos, conocidos como “De los Apóstoles”, “Niceno” y “De Atanasio”.

Declaración de Fe

1. La unidad del Padre, Hijo y Espíritu Santo en la Divinidad.
2. La soberanía de Dios en la creación, revelación, redención y juicio final.
3. La Inspiración Divina y entera confiabilidad en las Sagradas Escrituras tal cual fueron dadas originalmente y su autoridad suprema en todo asunto de fe y conducta.
4. La pecaminosidad y culpa universal de todos los hombres desde la caída que los sujeta a la ira y condenación de Dios.
5. La redención de la culpa, pena, dominio y corrupción del pecado, solamente mediante la muerte expiatoria del Señor Jesucristo.
6. La resurrección corporal del Señor Jesucristo de entre los muertos y su ascensión a la diestra de Dios el Padre.
7. La presencia y poder del Espíritu Santo en la obra de la regeneración.
8. La justificación del pecador por la gracia de Dios y solo mediante la fe.
9. La permanencia y obra del Espíritu Santo en el creyente.
10. La única Iglesia Universal que es el cuerpo de Cristo y a la cual pertenecen todos los creyentes verdaderos.
11. El retorno personal del Señor Jesucristo.